logo

Aprendiendo física con un papalote


Por Dalia Patiño González

Atlixco, Puebla. 16 de octubre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- La creatividad, el diseño, fuerza, funcionalidad, distancia y tiempo de vuelo son algunas de las características que se tomaron en cuenta para premiar a los participantes del 17o Concurso Estatal de Papalotes en Puebla, en las categorías de diseño plano y tridimensional, celebrado en el municipio de Atlixco el primer fin de semana de octubre.

1-HEAD_papalotito1618.jpg

Para esta edición, la cual se retoma tras la suspensión que se dio hace un año a raíz del temblor del 19 de septiembre, participaron alrededor de 130 personas que presentaron papalotes de diferentes tamaños y colores en la explanada del cerro de San Miguel. Ahí, desde temprana hora, los participantes aprovecharon las corrientes de aire para elevar sus diseños.

En la categoría de papalote plano fueron seleccionados 14 modelos, de los cuales el tercer lugar lo ganó Gustavo Cervantes Rosas con el trabajo en papel llamado Brillante. El segundo lugar lo obtuvo Alan Ramos Rosas con el papalote Atrapa sueños; mientras que el primer lugar fue para Vicente Vicuña García con el papalote Estrella.

La categoría tridimensional logró 26 finalistas de donde salieron tres ganadores: el tercer lugar fue para el papalote Sniper, de Julio César Reyes Castillo; el segundo lugar lo obtuvo Un bote 3D, de Pablo González Méndez; y el primer lugar se lo llevó el papalote Unicornio, de la niña Jimena Aguilar Covarrubias, de tan solo ocho años, quien es la segunda vez que concursa, 1-papalote-1618.jpgapoyada por su papá con quien realizó su diseño en un promedio de dos horas.

El Concurso Estatal de Papalotes está organizado por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), así como por el Instituto Universitario de Puebla Asociación Civil-Capítulo Atlixco (IUPAC). Uno de los requisitos era que en la elaboración del papalote se utilizara popotillo, papel o plástico y que los concursantes conocieran ciertos conceptos de la física que le darían funcionalidad a su modelo.

Por qué vuela un papalote

Figuras geométricas, romboides, hexágonos, estrellas, coronas, águilas y hasta un Quetzalcóatl, este último con una mención honorífica por la creatividad en su diseño, fueron los protagonistas de una soleada mañana en la que el objetivo era mantener por más tiempo tu diseño volando.

El doctor Jesús Pérez Romero, del IUPAC y quien ha impulsado durante años este concurso, celebró la participación de los niños, jóvenes y adultos que se unieron a una actividad donde se involucra la creatividad, la convivencia familiar y al mismo tiempo se conocen conceptos de la física como la fuerza, la tensión, la gravedad, el movimiento y el equilibrio, con el único objetivo de acercar a la gente a una actividad divertida que les permita al mismo tiempo aprender y desarrollar sus capacidades de diseño, creación y, por supuesto, de permanencia de vuelo.

El papalote, creado como un juguete que simula el transitar de un cometa o de una mariposa, proviene del náhuatl papalotl que significa mariposa y funciona gracias a la fuerza y dirección del viento. Consta de armazón, vela o revestimiento, hilo y una cola que sirve para estabilizarlo.

La pieza, que puede ser de papel o plástico, se eleva gracias a que se va reduciendo el aire hacia abajo para poder elevarse, y hacia afuera para tener estabilidad. El vacío que se crea delante del papalote y la fuerza del viento es lo que hace que se eleve. Una vez en el cielo, la idea es mantener la tensión del hilo y disfrutar del vuelo del papalote.

1-concursante-15618.jpg

 

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Nosotros

Creative Commons License

Creative Commons

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License
Algunos derechos reservados 2015 ®
Ciencia MX
Conoce nuestras políticas de privacidad
logotipo

México, CDMX