logo

La Universidad Michoacana celebra 30 años de divulgar la ciencia


Por Paloma Carreño  

Morelia, Michoacán. 18 de abril de 2019 (Ciencia MX).- En el curso de la historia siempre ha habido una brecha entre el conocimiento que se genera y lo que la sociedad conoce. Disminuir esa brecha es la tarea de la divulgación científica.

Área-de-diseño-de-la-revista1904.jpg 

En esa labor, las universidades juegan un papel fundamental, tanto en la generación de conocimiento, como en acercarla a la sociedad. Es por eso que la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, tiene como uno de sus pilares, la profesionalización de la divulgación científica.

El director del Departamento de Comunicación de la Ciencia de la UMSNH: Horacio Cano Camacho afirma que la ciencia permite orientarse y tomar decisiones coherentes con el tiempo y espacio. En ese sentido la divulgación científica se ha conformado como una preocupación internacional pues se ha entendido que la ciencia no debe quedarse en el estante.  

“La UMSNH es pionera de la divulgación en México. Comenzó hace más de 30 años, pero poco a poco esos esfuerzos han evolucionado en proyectos más organizados y adscritos a un mismo objetivo a través del Departamento de Comunicación de la Ciencia”, comenta el doctor Horacio.  

Libro “Divulgando Ciencia: 30 años en la UMSNH”. 

Libro-30-años-divulgando.jpgDoctor Horacio Cano Camacho, director del departamento de comunicación de la ciencia.Esta historia comenzó el 30 de abril de 1998 en el primer Tianguis de Ciencia para celebrar el Día del Niño en los jardines del planetario de Morelia.  

Para relatar la historia de la divulgación en la Universidad Michoacana, se publicó un libro coordinado por los doctores Alexandra Sapovalova Vojackova y Horacio Cano Camacho, con prólogo del doctor Ruy Pérez Tamayo.  

La doctora Ireri Suazo Orduño, Coordinadora de Investigación Científica señala que este libro rescata la memoria de uno de los proyectos más duraderos en el que han participado por igual maestros, alumnos, promotores e instituciones, abriendo las puertas para dar a conocer las particularidades de la ciencia a través de la mirada siempre novedosa de los investigadores.  

“La ciencia es una actividad humana creativa cuyo objetivo es la comprensión de la naturaleza y cuyo producto es el conocimiento, obtenido por un método científico organizado deductivamente y que aspira al máximo consenso dentro de la comunidad competente. Ese es un aspecto de la ciencia, pero otro es su espíritu, las bases filosóficas que sustentan a todas las ciencias, la historia de su desarrollo, las estructuras sociales en las que se dan, las leyes que las regulan y las políticas que favorecen o estorban. Por lo tanto la divulgación de la ciencia, debe incluir no solo el contenido sino también el espíritu”, señala el doctor Pérez Tamayo en el prólogo del libro.  

El doctor considera que las labores de divulgación científica de la UMSNH, sostenido por el Departamento de Comunicación de Investigación Científica, permea en toda la comunidad michoacana, en especial al sector infantil y juvenil.  

Esta trayectoria ha evolucionado para convertirse en una tradición de divulgación de la ciencia, afirma la doctora Ireri.  

Los retos de divulgar la ciencia en estos tiempos

“El Departamento de Comunicación de la Ciencia se ha propuesto establecer una política de comunicación de la ciencia acorde con los nuevos tiempos. Los avances en las tecnologías de la comunicación y la tendencia clara de los recursos para transitar a una sociedad de objetos nomádicos móviles y capaces de manejar amplios volúmenes de información en diferentes formatos que van del texto, video, audio y animación”, señala el doctor Horacio Cano.  

En esta sociedad de del conocimiento, el doctor afirma que el mundo se encuentra inmerso en un proceso donde la comunicación de ideas, problemas, proyectos o soluciones es una característica dominante. Teniendo tal impacto que las naciones que destacan en el concierto internacional son aquellas que han aprendido a usar productivamente el conocimiento.  

“Es por eso que la comunicación pública de la ciencia y la tecnología constituyen ahora una prioridad de las instituciones de investigación y enseñanza superior, cuando antes era vista como algo opcional. La tecnología ha creado nuevos paradigmas, estilos e instrumentos de comunicación que debemos entender para aprovechar su potencial”. 

Es por eso que para el cometido de llevar la ciencia a las personas han utilizado diferentes estrategias como el programa de radio Saber más que se transmite por la red del Sistema Michoacano de Radio y Televisión y por internet en vivo desde el 2014; también está el programa Clasificación C, pero con C de ciencia y el programa de astronomía llamado Un universo en expansión producido por la Sociedad Astronómica de Michoacán A.C. 

Saber más también está en forma de revista, este suplemento cienciario nació en 2003 y actualmente ya lleva 640 números editados, siendo uno de los más longevos del país. Se encuentra también a través de una plataforma electrónica de acceso gratuito en internet y tiene más de 1 millón de vistas certificadas.  

“La comunicación de la ciencia es un fenómeno organizado que requiere mucho trabajo. Las universidades están entendiendo el papel que tiene la divulgación de la ciencia en la interacción de la sociedad y las instituciones. Debemos caminar para que esos esfuerzos se hagan cada día de forma más organizada y también en la formación de un público que se interese por los temas de ciencia”, señala el doctor Horacio Cano.  

Además, menciona que se deben formar divulgadores más prácticos y flexibles, que se adapten a las plataformas multimedia y que sean sensibles de utilizar el potencial que tiene la tecnología, porque ese es el futuro.  

Museos y divulgación

Una de las formas a través de las cuales las universidades han hecho divulgación de la ciencia, son los museos. Espacios que se construyen con el cometido de acercar el conocimiento a las personas.  

Departamento-de-comunicación-de-la-ciencia-UMNSH.jpg“En Michoacán, el Museo de Historia Natural Manuel Martínez Solórzano (MUHNA), fue creado en 1986 con el objetivo de promover la reflexión científica y modificar la actitud del ser humano con la naturaleza”, afirma la doctora Lucila Ordaz Cortés, ex-directora del MUHNA.  

Mediante exposiciones permanentes, temporales, talleres, recorridos, visitas guiadas y conferencias, el museo impacta a miles de personas cada año, afirma.  

La UMSNH ha buscado diferentes estrategias para acercarse a su público, especialmente a los niños, el doctor Víctor Hugo Garduño señala que dentro de sus actividades como divulgador, la de acercarse a compartir la ciencia con los niños ha sido la más compleja, por la cantidad de creatividad requerida.  

“En mi familia, hemos querido siempre seguir el ejemplo Sapavalova, hacer ciencia para la humanidad, para nuestro entorno, pero sobre todo para soñar”.  

Tan importante es la divulgación de la ciencia para los niños, que en el libro publicado para celebrar el aniversario 30 de esta labor en la UMNSH, se rescataron algunos testimonios de niños que asistieron a los Tianguis de ciencia y Ciencia para Niños y sus Papás y que ahora se dedican a ella como investigadores. 

Ese es el caso de Andrea Cervantes Gallegos, que tras descubrir su curiosidad cientifica por el universo en estos proyectos, se encuentra ahora realizando la maestría en Biotecnología en el Royal Melbourne Institute Of Technology, donde realizan simulaciones moleculares en recetores y neurotransmisores, y es subsidiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. 

“Con solo asistir una vez quedé encantada, encontramos un ambiente cálido, amable, donde la ciencia era explicada de forma que niños de todas las edades podíamos entenderla, asimilarla, e incluso vislumbrarla en nuestras actividades cotidianas”, señala Andrea.
   Radio-Saber-mas_1904.jpg

arroba14010contacto 1 Doctor Horacio Cano Camacho
 corrico dos Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Ciencia MX está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

Agencia Informativa Conacyt