logo

¿Son los taludes un riesgo para el desarrollo de la ciudad de La Paz?

 
Por Joel Cosío

La Paz, Baja California Sur. 3 de septiembre de 2018 (Agencia Informativa Conacyt).- Un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) evalúa la estabilidad de taludes en el cerro El Bledal y sus implicaciones en el desarrollo urbano, en la ciudad de La Paz, Baja California Sur.

1-HEAD_taludes0318.jpg

El estudio se integra en un proyecto de mayor escala, que desarrolla una cartografía geológica urbana y suburbana, motivada por el intenso crecimiento de la ciudad de La Paz, la necesidad de más lugares que habitar y de materiales de construcción, como piedra, arena, grava, entre otros.

El profesor e investigador de la UABCS, el doctor especializado en geología estructural y tectónica, Ernesto Ramos Velázquez, mencionó que la finalidad del proyecto es determinar si existe un riesgo geológico, asociado al deslizamiento de rocas en conjuntos habitacionales construidos en zonas próximas a los taludes.

1-tlasris0318.jpgLas zonas de estudio son antiguas canteras abandonadas en las que se encuentran taludes artificiales formados a causa de la extracción de bloques para la industria de la construcción.

“En el estudio, encontramos que la gente está construyendo sus casas en las canteras o cerca de las mismas, en consecuencia, estamos haciendo evaluaciones para determinar la estabilidad de los lugares”, mencionó Ramos Velázquez.

“El problema principal es que un sector considerable de la población se está yendo a vivir a lugares cada vez más peligrosos, en donde las pendientes son cada vez mayores o hay obras mineras antiguas, canteras que se generaron para extraer material de construcción para el propio crecimiento de la ciudad, en donde no hubo medidas de mitigación del impacto de la actividad, por tanto, existe mayor inestabilidad de las rocas”, detalló.

El geólogo Luis Francisco Flores Camacho, que como tema de tesis profesional participó en la presente investigación, explicó que el cerro El Bledal fue un banco de extracción de riodacita —roca volcánica extrusiva de composición intermedia entre dacita y riolita— utilizada para hacer grava para la construcción, durante la década de los ochenta del siglo pasado, en consecuencia, existen taludes artificiales que presentan una calidad de roca inestable.

El cerro El Bledal está localizado en el sur de la ciudad de La Paz, entre las colonias Ampliación Mezquitito y Península Sur. En una zona de las faldas del cerro existen casas habitación; en otra, un desarrollo habitacional por construir; en la cima, un contenedor o pila con agua, una iglesia y algunas residencias.

“La zona del Cerro El Bledal tiene algunas construcciones de casas, tanques de agua, caminos y hasta una iglesia. Por tanto, además de la necesidad de determinar el daño que pueda ocurrir en el cerro, es importante determinar si existe un riesgo de que se presente un desprendimiento de material que pueda afectar las colonias alrededor”, afirmó Flores Camacho.

Metodología

1-ernee¡inve0318.jpgPara determinar la calidad de la roca, riesgo de desplazamiento de rocas e influencia de factores externos en el estado del talud, los investigadores utilizaron diferentes metodologías comunes en la industria minera.

La estabilidad del lugar fue evaluada mediante clasificaciones geomecánicas, que consideran la calidad de la roca, análisis geomecánicos e índice de estabilidad, con base en los datos relacionados con las fracturas de rocas, como su ancho, longitud, corte, entre otros.

Los investigadores dividieron el cerro El Bledal en zonas de taludes naturales y artificiales, es decir, los que habían tenido impacto o no por la actividad extractiva.

En el lugar encontraron tres taludes artificiales y dos naturales, los primeros mostraron signos de baja calidad y estabilidad de la roca, pero no precisamente críticos; los segundos mostraron una adecuada estabilidad.

“En los taludes artificiales observamos un factor importante, la presencia de fracturas aumentaron de manera crítica, mientras que en los taludes naturales se encontraron procesos geológicos naturales con un patrón a seguir. Sin embargo, en los artificiales los patrones son erráticos y la incidencia de inestabilidad aumenta exponencialmente”, señaló Flores Camacho.

En el campo hacen un análisis de las fracturas, registran sus orientaciones geográficas, miden su anchura, longitud, cantidad, densidad, entre otros índices de calidad de roca.

“Entre más fracturas tenga la roca, va perdiendo calidad. Posteriormente, este índice lo correlacionamos con la pendiente del terreno en donde 90 grados es el grado de riesgo mayor y cero grados es totalmente seguro. Al final determinamos qué calidad de roca está en el sitio y su estabilidad ante posibles deslizamientos de roca”, detalló Ramos Velázquez.

Explicó que se están apoyando con el uso de drones para hacer modelos geológicos tridimensionales y poder tener mejores acercamientos. “Encontramos taludes que tienen un grado alto de deslizamiento; afortunadamente aún no llega la población a ese sitio, estamos en tiempo de incluir esta información en los planes de ordenamiento para que en el momento que se quiera construir ya se tenga la información”.

Riesgos de deslizamientos

Los investigadores incluyeron tres factores externos que tienen el potencial de influir en las condiciones del suelo y aumentar el riesgo de deslizamientos de roca: la constante actividad sísmica de la región del golfo de California, que impacta en el sur de la península de Baja California; el embate eventual de intensos fenómenos meteorológicos —con altas precipitaciones—, y la aún existente actividad antropogénica, en escala menor, como desmonte y traza de 1-rocaform0318.jpgcaminos, extracción menor de rocas, entre otras.

“En la mayoría de los casos, la mejor solución es reubicar los bloques inestables con maquinaria o voladuras controladas. En ingeniería siempre se evalúa el costo-beneficio de cada obra. La técnica que se pueda utilizar en la obra depende del uso que se le va a dar. También se considera si la persona que va a utilizar el terreno, está dispuesta a hacerlo”, mencionó Ramos Velázquez.

Los investigadores tienen el objetivo de desarrollar conocimiento científico a disposición de la población, a través de un plan de ordenamiento territorial o una herramienta similar que permita evaluar los riesgos existentes en las zonas inestables y, de esta manera, incidir positivamente en los planes de desarrollo de la ciudad de La Paz.

 

 

 

image icon01Descargar fotografías.

pdf iconVer texto en pdf.

 

Licencia de Creative Commons
Esta obra cuyo autor es Agencia Informativa Conacyt está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.



Agencia Informativa Conacyt

Nosotros

Creative Commons License

Creative Commons

This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NoDerivatives 4.0 International License
Algunos derechos reservados 2015 ®
Ciencia MX
Conoce nuestras políticas de privacidad
logotipo

México, CDMX